Para nuestra justificación

En la cruz Jesús clamó, “¡Consumado es!” Eso significa que él pagó el precio para redimir a los que vino a salvar. Significa que él cumplió el propósito por el cuál vino al mundo. Sin embargo, ¿cómo sabemos que todo eso es verdad?

En este episodio mostramos cómo la resurrección es la garantía de que Cristo cumplió su misión aquí en la tierra y de que todos los que creen en la obra perfecta de Cristo serán declarados justos delante de Dios.

(¿Has escuchado el primer y segundo episodio de esta serie? Puedes encontrarlos aquí: El valor de la creación y Para nuestra regeneración.)